Vacunación adultos

Muchas personas creen que las vacunas o las inmunizaciones solamente son para los niños. ¡No lo son! ya que como omo adulto usted necesita estar protegido contra sarampión, paperas, rubéola, tétano, difteria, enfermedades de origen neumocócico, gripe y varicela. Usted también puede necesitar protección contra la hepatitis A y B. ¿La mejor protección contra estas enfermedades? ¡La inmunización!

Muchas personas piensan que se eliminaron las enfermedades como la polio, las paperas y el sarampión. Esto no es cierto. Durante 1995 por lo menos un 39 por ciento de todos los casos de saram-pión informados en los Estados Unidos se produjeron en personas de 20 años de edad o mayores.

Vacunación mayores

Si usted nunca se inmunizó ni contrajo estas enfermedades que se pueden evitar mediante vacunas, está expuesto a un riesgo. Si fue inmunizado cuando era un niño, debe actualizar la inmunización porque algunas inmunizaciones pierden su eficacia con el transcurso del tiempo. Para determinar las vacunas que necesita o dónde recibir la inmunización, llame a su doctor o departamento de salud local.

Recuerde...¡las inmunizaciones no son solamente para los niños!

Vacunación adultos Sarampión

En otro tiempo se pensaba que el sarampión era una enfermedad de niños en edad escolar, pero ahora con frecuencia afecta a adolescentes y adultos jóvenes. El sarampión es un virus transmitido mediante el contacto con una persona infectada o con el virus llevado por el aire. Los síntomas con frecuencia incluyen fiebre alta, sarpullido, moquita, ojos enrojecidos y tos.

El sarampión puede causar enfermedades serias como la neumonía y la encefalitis (o inflamación del cerebro). Si una mujer embarazada contrae sarampión está expuesta a un mayor riesgo de aborto o parto prematuro.

La vacuna contra el sarampión se aplica en forma rutinaria como parte de la inyección combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola (Measles, Mumps, Rubella, MMR). Dos dosis de la vacuna generalmente proporcionan protección para toda la vida y se requieren para ingresar a las instituciones de enseñanza superior en por lo menos 29 estados.

Vacunación adultos Las Paperas

Las paperas generalmente son una enfermedad de niños, pero en aproximadamente un 15 por ciento de los casos informados afectó a adolescentes o adultos. La vacuna contra las paperas se suministra en forma rutinaria como parte de la vacuna MMR. La vacuna contra las paperas se recomienda para niños, adolescentes y adultos susceptibles a la enfermedad.

Vacunación adultos Rubéola

La rubéola (German measles) es causada por un virus que se transmite por el contacto con personas infectadas o con artículos utilizados por estas personas. Los síntomas pueden incluir sarpullido, dolor muscular, fiebre baja e hinchazón del cuello. Si una mujer embarazada contrae rubéola, especialmente durante los primeros tres meses de embarazo, puede abortar espontáneamente o el bebé puede nacer con defectos de nacimiento o hasta morir. Hay hasta cinco millones de mujeres en edad de tener niños que no están protegidas contra la rubéola.

Más del 90 por ciento de los adultos de 40 años de edad y mayores son inmunes a la rubéola, pero si está preocupado de su riesgo, consulte con su médico. La vacuna contra la rubéola se suministra en forma rutinaria como parte de la vacuna MMR o puede ser administrada como una vacuna simple de un solo componente.

Vacunación adultos Tétanos y difteria

El tétano, también conocido como trismo, es causado por bacteria que se introduce en el cuerpo a través de una rotura en la piel (con frecuencia la herida causada por un pinchazo o un rasguño profundo). El tétano causa contracciones musculares muy doloro-sas, especialmente en la mandíbula y el estómago. Aproximadamente el 40 por ciento de las personas que contraen el tétano mueren.

La difteria es causada por bacteria que pasa de una persona a otra a través de las gotitas liberadas cuando una persona afectada tose o estornuda. Los síntomas de la difteria incluyen dolor de garganta, fiebre y glándulas del cuello hinchadas. A medida que progresa la enfermedad, se forma una membrana en la garganta que bloquea la respiración y que puede provocar la muerte. Una de cada diez personas que contrae difteria muere a causa de la misma.

Los adultos debieran recibir una inyección combinada de tétano y difteria (Td) una vez cada 10 años para asegurar la protección. Si no recibió por lo menos tres aplicaciones de Td durante su vida, o si no está seguro si fue vacunado, debe completar su serie básica de tres vacunas y recibir las dosis de refuerzo cada 10 años.

Vacunación adultos Enfermedades de origen neumocócico

Las enfermedades de origen neumocócico son causadas por bacteria que puede causar neumonía así como por otras complicaciones serias.

Las enfermedades de origen neumocócico matan a aproximadamente 40.000 personas por año en los EE.UU. Se recomienda una aplicación de la vacuna contra los neumococos a todas las personas de 65 años o mayores, así como a las personas de cualquier edad que tienen ciertas enfermedades crónicas. Menos del 45 por ciento de las personas de 65 años de edad y mayores tuvieron su "inyección recomendada contra la neumonía".

Vacunación adultos Gripe

La gripe es una enfermedad muy contagiosa con síntomas que incluyen fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos seca, moquita y dolor del cuerpo. Esta enfermedad se transmite por el contacto directo con una persona infectada o con el virus llevado por el aire.

Vacunación tercera edad

Se recomienda aplicar la vacuna contra la gripe cada otoño a las personas de 50 años de edad y mayores, a personas de cualquier edad que tienen enfermedades crónicas o a cualquier persona de cualquier edad que desee reducir el riesgo de contraer la "gripe". Una inyección contra la gripe se puede aplicar en cualquier momento durante el otoño o el invierno, pero es más eficaz cuando se aplica desde comienzos de octubre hasta mediados de noviembre, antes de que comience la temporada de la gripe.

Vacunación adultos Polio

Actualmente, el riesgo de contraer polio en los EE.UU. es muy pequeño debido a la difusión de las vacunas contra la polio. Normalmente NO se recomienda la inmunización de adultos, a menos que esté por viajar a un sitio del mundo en el que la polio aún sea frecuente o sea un trabajador de laboratorio o del cuidado de la salud que puede verse expuesto al virus en el trabajo.

Vacunación adultos Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad seria del hígado causada por un virus. El virus de la hepatitis B (HBV) se transmite por contacto con la sangre o con otros líquidos del cuerpo de una persona infectada. El virus HBV puede ingresar en la corriente sanguínea, atacar el hígado y causar enfermedades serias, hasta la muerte.

La vacuna contra la hepatitis B se recomienda para los siguientes grupos que corren un riesgo moderado hasta alto: personas que trabajan en el cuidado de la salud que corren el riesgo de estar expuestos a la sangre o a pinchazos de agujas; clientes y personal de instituciones para pacientes incapacitados por trastornos del desarrollo; pacientes de hemodiálisis; hombres que tienen relaciones sexuales con hombres; personas que tienen más de una pareja sexual durante un período de seis meses; personas con enfermedades transmitidas sexualmente; usuarios de fármacos ilícitos inyectables; personas que reciben ciertos tipos de productos de la sangre; personas que viven con portadores del HBV y parejas sexuales de portadores del HBV; niños nacidos de madres que son HBV positivas; presos a largo plazo en instalaciones correccionales y personas que nacieron en países en los que la hepatitis es común.

Vacunación adultos Hepatitis A

La hepatitis A es una infección del hígado causada por un virus que puede causar fiebre, piel y ojos amarillos, pérdida de apetito y náusea. Es transmitida por contacto doméstico o sexual con una persona infectada. También puede contraerse comiendo alimentos contaminados (incluyendo mariscos de agua contaminada) o bebiendo agua contaminada.

La vacuna contra la hepatitis A se recomienda para viajeros internacionales; personas en comunidades con altas tasas de la enfermedad y epidemias periódicas; hombres que tienen relaciones sexuales con hombres; usuarios de fármacos ilícitos; receptores de ciertos productos de la sangre y personas que tienen enfermedades crónicas del hígado.

Vacunación adultos Varicela

La varicela generalmente se considera una enfermedad benigna de niños. Sin embargo un cinco por ciento de los casos informados se producen en personas de más de 20 años de edad. La varicela en adultos con frecuencia es más seria y las complicaciones son más frecuentes que en el caso de los niños. En los EE.UU. mueren aproximadamente 100 personas por año debido a complicaciones de la varicela.

Los adultos que no tuvieron varicela deben consultar con sus médicos con respecto a la vacunación.


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies